Las últimas herramientas y las soluciones TI están renovando los puestos de la banca, que se encuentra en plena digitalización. Se demandan perfiles creativos y flexibles que sepan adaptarse a los cambios.

La renovación de las habilidades no es ajena a ningún sector y así lo está viviendo la actividad financiera. En concreto, las últimas herramientas y soluciones TI están incluyendo nuevas funciones en las entidades bancarias, sobre todo en las áreas vinculadas a la tecnología, reglamentación y riesgos. Además, en un campo tan regulado como éste, también se están empezando a demandar profesionales creativos y flexibles que sepan adaptarse a las diferentes normativas.

“La banca y el sector financiero cada vez invierten más en la implantación de servicios digitales y automatización“, comenta Henar Aranda, responsable de las divisiones de banca, seguros y legal de Hays. Así, al mismo tiempo que se está produciendo la pérdida de empleos en ciertas áreas -como los vinculados al backoffice-, también se están generando nuevas actividades que buscan candidatos altamente cualificados, “que sea gente con ganas de liderar cambios, orientada a resultados, con alta capacidad de trabajo y, por supuesto, con dominio de idiomas”, añade Aranda.

De hecho, el último informe de Global Snapchot, elaborado por Antal International, sitúa a la banca como el más fuerte a nivel de contratación, con un 86% de empresas que incorporan a nuevos empleados actualmente. “Tras varios años de cambios y reajustes en el sector, los perfiles más demandados por las entidades van a estar relacionados con el cumplimiento normativo, análisis estratégico y la gestión de big data. Por otra parte, la experiencia en el extranjero es muy valorada”, asegura Leticia de la Herrán, directora general de Antal International en España.

La banca se sitúa como uno de los sectores que más está contratando actualmente

Además, los avances en fintech están logrando que las entidades se adapten a los nuevos entornos y se empiecen a preparar a hábitats hasta ahora desconocidos para ellas, como las redes sociales o el uso de formatos digitales para nuevos modelos de márketing. “Para otros entornos profesionales ya son habituales, pero no así en el sector financiero, aunque habrá que prepararse para ello”, asegura Raimundo Martín, director general de Mirabaud Asset management para España, Portugal y Latinoamérica.

En consecuencia, Mónica Guardado, directora general de Afi Escuela de Finanzas, diferencia las habilidades que se exigen en tres áreas principalmente: en los puestos de bróker se exige la capacidad de ser multitarea, una gran habilidad de de comunicación, así como la motivación para desarrollarse de forma permanente; en los departamentos de riesgos financieros no sólo se requiere una competencia analítica, sino que también comprenda la evolución de la regulación; por último, para el proceso de digitalización que vive la banca se buscan profesionales que fomenten el trabajo colaborativo y tengan capacidad de liderazgo para encabezar todo este proceso.

Los avances en ‘fintech’ provocan que las entidades se tengan que adaptar a nuevos entornos

En concreto, según Aranda las exigencias para cada puesto son:

  • Directores y gestores de empresas: uno de los proyectos más apreciados para las entidades es el que tiene que ver con las pymes. La misión principal de estos profesionales es desarrollar la actividad de los negocios de su zona de influencia. La experiencia mínima suele ser de tres años en oficina bancaria, con formación académica a nivel financiero, analítico, dotes de comunicación y relación y alta disposición hacia la venta y orientación a resultados.
  • Analistas y asociados de M&A: los perfiles que más se demandan son los analistas con experiencia en valoraciones, realizando modelos, proyecciones y presentaciones. Por eso es imprescindible que tengan una alta capacidad de interlocución con los clientes, alto nivel de análisis y, por supuesto, también de inglés.
  • Directores y gestores de deuda: se demandan profesionales con amplios conocimientos en evaluación global del riesgo, análisis de balances de empresas y también con un nivel alto de inglés.
  • Directores y analistas de riesgos: el estudio de riesgo bancario sigue siendo fundamental en todas las oficinas. Por ello, cada vez se buscan más expertos con alta capacidad analítica y creación de nuevos modelos. Se demandan especialistas en las tres variantes de riesgo: operacional, crédito y liquidez.
  • Modelización financiera: sus principales funciones son la elaboración de estructuras de financiación, trato con el cliente, valoración de compañías, realización de presentaciones a clientes y apoyo en la gestión de procesos internacionales.
  • Profesionales de IT: se requieren gerentes, jefes de proyecto, y analistas que hayan trabajado en el sector bancario, con capacidad para interactuar entre el negocio y el departamento de informática.
  • Responsables del área digital y gestión de proyectos: se buscan profesionales que se hagan cargo de la gestión de proyectos nacionales e internacionales en el ámbito digital y con experiencia en el sector. El perfil innovador y creativo es el más valorado.

Valoración de los nuevos profesionales

Conocimientos, habilidades y actitudes… son los tres aspectos que entran en juego a la hora de valorar al candidato ideal para un puesto. Mónica Guardado, directora general de Afi Escuela de Finanzas, explica cómo se están aplicando esas evaluaciones en las entidades bancarias:

  1. Conocimientos: en el sistema bancario se siguen manteniéndolos mismos requisitos de siempre, sobre todo,en aquellas actividades vinculadas a la venta de productos. Sin embargo, en áreas vinculadas con la innovación se está exigiendo el conocimiento de nuevos lenguajes de programación y funcionamiento de ‘apps’. Se deben dominar los nuevos sistemas de información, tecnología IT y comprender que ahora las estrategias están vinculadas al mundo digital.
  2. Habilidades: el trabajo en grupo es algo que siempre se ha premiado, pero ahora también se valora mucho la capacidad de gestionar el cambio. Se pide flexibilidad a los profesionales y que sepan trabajar en equipos diversos. La creatividad es indispensable para dar con nuevas formas con las que llegar a los clientes.
  3. Actitudes: se exige mucha motivación en todos los niveles de la compañía, así como proactividad y fortaleza ante los cambios que está viviendo el sector. Se buscan personas que se cuestionen todo y tengan una gran capacidad de autoanálisis.

 

Fuente: expansion.com

Pin It on Pinterest